Amanece el verano

19 julio, 2010 at 3:06 pm (recuerdos, sentir, soledad, sueños)

Los días en los que el Sol era tímido quedaron atrás, pero algo de ellos ha quedado. Por mucho que su luz sea hoy más fuerte, todavía me cuesta imaginar las cosas con claridad. Amanece el verano con entusiasmo pero, por ahora, lo único que brilla son los pedazos de lo que alguna vez fue una ilusión. Los días se han hecho más largos; maldigo tener más tiempo para quedar atrapado en delirios que una vez confundí con sueños. Las playas bañadas por la felicidad aún quedan lejos; en este páramo confundí los engaños con sentimientos. Amanece el verano y mis palabras siguen sin tener sentido. Sé que ni siquiera mis gritos podrían llegar hasta ti; es mejor que se ahoguen antes de convertirse en algo inútil. Preferí hundirme arrastrando a los demás y al hacer eso no merecía ser rescatado. Amanece el verano y espero que su luz renovada perdone los errores. Brillan los restos del fracaso, pero algún día desaparecerán.

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Un mundo de distancia

19 mayo, 2010 at 1:53 pm (ansiedad, soledad, sueños, tiempo)

Nadie quiere venderme más tiempo para continuar y no sé dónde encontrarlo. Conseguí parar el reloj y borrar el calendario pero, sin poder evitarlo,  he seguido arrastrándome hacia ninguna parte, sumando las horas más grises. Allá donde voy siempre te encuentro, pero sin poder hablarte, ni tocarte; y aunque estemos a la distancia de una mirada, de nuestras manos, siempre hay un mundo en medio. He mezclado todas las palabras que encontré en mi mesa buscando una forma nueva de explicar nuestro mundo; mi voz ya no tenía fuerzas para leer lo que nunca muestras. Ayer y hoy están muy lejanos; ayer parecías estar cerca, hoy no recuerdas si querías estarlo y ya te has ido muy lejos. Como dice el argentino, dos barcos que se cruzan en el mar, pero que nunca llegan al mismo puerto; separados siempre por un mundo de distancia. Ayer pude vivir de sueños, hoy solo puedo vivir de nada. Cinco de cada cuatro días me siento lejos de cualquier ilusión; tres de cada dos echo de menos lo que nunca he sido.

Permalink 1 comentario

Solo con el silencio

12 mayo, 2010 at 5:17 pm (recuerdos, sentir, soledad, tiempo)

Durante tiempo creí ser afortunado por disfrutar de su compañía; fue todo irreal, me acompañó solo con su silencio. Las veces que la escuché hablar de sentimientos eran voces en mi cabeza que confundí con la realidad, eran solo sueños. Siempre quise saber qué significaba la distancia entre nuestras voces, por qué no la escuchaba; luego me di cuenta de que no existía distancia, que me contestaba solo con su silencio. Y ahora, cuando me pregunto dónde estoy y quién es esa persona en la que no puedo dejar de pensar pero que nunca he llegado a conocer, me respondo solo con el silencio. El argentino me dijo aquella tarde que debería estar prohibido haber vivido y no haber amado; yo le dije que peor es haber preguntado por el amor y no haber sido nunca respondido. Me toca borrar los días del calendario y dejar parado el reloj; no quiero contar el tiempo que tardaré en acostumbrarme a vivir solo con el silencio. Me gustaría poder dormir para no sentir el daño de recordar las veces que mi voz no encontró compañera.

Permalink Dejar un comentario

No tengo el día

1 mayo, 2010 at 12:12 am (desarraigo, sentir, soledad)

Hoy me han vuelto a mirar tus párpados dorados, y he escuchado sus gritos. Pedían que me alejase de mí mismo si quería volver a sonreír algún día. Cuando estaba al borde del precipicio, todo lo que había alrededor se ha desvanecido; el mundo no quiere darme ni siquiera la oportunidad de saltar, o de darme la vuelta.  Hoy no es el día para contemplar la lluvia; he bajado todas las persianas, pero oigo los golpes que desde afuera me reclaman. No importa las veces que deje el cuadro en blanco, porque siempre acaba dibujándose tu imagen. Tendré que cambiarlo todo para seguir en el mismo sitio; quiero avanzar pero nunca he visto el final del camino.  Hoy empieza la etapa más difícil porque voy a perder lo que nunca tuve; porque voy a tener que olvidar lo que nunca he vivido.

Permalink Dejar un comentario

Lejos de la tierra

20 abril, 2010 at 11:23 pm (primavera, sentir, soledad, sueños)

Lejos de la tierra creí sentirme en libertad. Los recuerdos que me tenían anclado parecieron ser incapaces de seguirme a través de la distancia. Sentí el aire nuevo renovando mi espíritu; sentí el golpe suave de quien salta ilusionado hacia el futuro, pero todo ha sido un espejismo. Lejos de la tierra donde solo conocí los malos tragos creí que las cosas serían distintas. Pensé que alcanzaba la fortuna por alejarme de aquel lugar, pero la distancia no ha conseguido ayudarme en nada. Esperé que las cosas pudieran cambiar, pero el aire renovado volvió a llenar los mismos espacios de siempre. Lejos de la tierra me alegré de que el invierno se volviese primavera; estuve contento de que brotasen nuevos colores, pero volvieron a dejarme fuera. Acompañé al invierno durante un largo exilio y deseé que consiguiera su libertad; confundí su suerte con la mía. Ahora sé que podrá ser libre y disfrutar de tiempos mejores; ahora sé que a mí me aguarda lo de siempre. Lejos de la tierra cerré los ojos para imaginar otro mundo, pero al abrirlos todo seguía siendo lo mismo. Pensé que mi destino era un eterno mal sueño, pero he sabido que esta vida es real; vivo despierto y condenado a no soñar, o a que los sueños nunca ocurran. Lejos de la tierra he aprendido que lo único que estará conmigo será la soledad.

Permalink Dejar un comentario

Next page »